Oro y castañas de Las Médulas

El Monumento Natural de Las Médulas ocupa 1.115 hectáreas en la comarca de El Bierzo, León. Se trata de un impresionante paisaje de cárcavas y cortados sobre arcillas rojas del Terciario, realizado por la acción del hombre, que ha sido  declarado Bien de Interés Cultural, Monumento Natural y en 1997 Patrimonio de la Humanidad por  la Unesco.

las medulas 1

El motivo por el que este espacio cuenta con tantos distintivos se debe a que es uno de los modelados antrópicos  más espectaculares de todos los tiempos situado en la fosa tectónica del Bierzo.

Se trata de un territorio intensamente movilizado por parte de los antiguos pobladores y sobre todo por los romanos, se calcula que cerca de 240 millones de metros cúbicos fue el volumen de tierras movidas, creando un vaciado del relieve en el que quedan cerros residuales de formas agudas que resaltan con su color rojizo sobre la densa arboleda que tapiza el fondo de los vaciados. Las consecuencias han sido un paisaje impactante, de gran belleza.

Las Médulas fue una explotación romana de oro a cielo abierto en la que según Plinio el Viejo,  administrador de las minas, se extraían al año 20.000 libras de oro. Estas minas estuvieron en explotación en torno a 250 años.

El sistema de explotación empleado, denominado “ruina montium”, consistía en canalizar y embalsar el agua de los riachuelos de montaña en la parte superior de la explotación; horadar la montaña con una cuidadosa red de galerías con mucha pendiente y soltar el agua a través de ellas. La fuerza del agua deshacía la montaña y arrastraba las tierras hasta los lavaderos. El sistema hidráulico de las Médulas es el más espectacular de los conocidos, por la cantidad de agua utilizada y el sistema de  canales. Actualmente quedan restos de canales, alimentadores, lavaderos (ágoras), canales de desagüe, etc., algunos visitables.

las medulas 5En el centro de interpretación de Las Médulas , el aula arqueológica y la casa del parque están muy bien equipadas en contenidos y audiovisuales para acercarnos más a la apasionante historia de este espacio.

Una vez abandonada la explotación en el siglo III, la vegetación autóctona de robles, escobas, encinas y carrascas fue colonizando el lugar, a la vez que se expandió el cultivo del castaño, del que hoy se encuentran impresionantes ejemplares, que constituye el árbol emblemático de Las Médulas. El resultado es un paisaje espectacular, con caprichosas formas de tierras rojas salpicadas de vegetación.

Actualmente la fauna de la zona está caracterizada por jabalíes y corzos junto a más de 100 especies de aves localizadas sobre todo en la vertiente del río Cabrera entre las que destacan el águila real y el águila culebrera.

El espacio también cuenta con varias lagunas y lagos, siendo el de mayor extensión el de Carucedo, relacionados con acumulación de agua procedente  de la explotación minera.

Vale la pena visitar Voces, para apreciar la arquitectura tradicional basada en el uso de materiales como la pizarra, la cuarcita, el  barro y la madera. La forma de las casas tradicionales es de planta rectangular y de dos pisos con un corredor voladizo cerrado por una armadura de madera y pizarra.

Dentro de las tradiciones que aún se conservan esta la fiesta de el “Magosto” o castañada.  Se celebra entre octubre y diciembre  y consiste en asar y comer castañas, probar el vino nuevo y compartir canciones y relatos.

También te puede interesar ...

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *