Las dunas de Corrubedo, gigantes de arena.

corrubedoEn el extremo de la Península de Barbanza en la Coruña,  se encuentra el Parque Natural de las dunas de Corrubedo y las lagunas de Carregal y Vixan. Un lugar donde confluyen extensas playas, marismas y lagunas de gran belleza e interés natural que posibilitan la presencia de una gran variedad de especies, entre las que destacan las aves.

Historia y gentes

La Península de Barbanza, donde se encuentra el parque, concentra el mayor número de túmulos megalíticos de Galicia. Uno de los mas espectaculares está precisamente junto al parque natural, en la parroquia de Oleiros, se trata del dolmen de Axeitos (4.000 a.C) también llamado Pedra do Mouro.

También hay restos de la cultura celta repartidos por todo el territorio, sobre todo en forma de castros, la mayoría ocultos a excepción del Castro de Baroña (S I a.C.) que bien merece una visita, y de Punta Neixón, también en la costa.

Fueron sucedidos por los romanos, que han dejado huellas en forma de puentes y calzadas, y estos por una retahíla de tribus germánicas, los suevos, los vándalos y visigodos, que a su vez tuvieron que hacer frente a las incursiones vikingas y normandas.

Durante siglos, los pueblos de Barbanza eran pequeños y autosuficientes, pero a finales del siglo XVIII empresarios catalanes inician el desarrollo de la industria conservera. Esto repercute en el desarrollo de todos los pueblos pesqueros, pero sobre todo Ribeira, que a finales de siglo es ya uno de los puertos pesqueros más importantes de la región. Desde entonces es un municipio con clara vocación marinera, con una importante flota de altura y una importante actividad de marisqueo.

En 1992 la Xunta declara parque natural el Complejo Dunar de Corrubedo, las Lagunas de Carregal y Vixán y pocos meses después fue catalogado como humedal de importancia internacional (Ramsar).

Hoy es una zona que vive de la actividad pesquera, el marisqueo, la energía eólica y el turismo.

fauna corrubedoNaturaleza

La acción erosiva del mar y del viento hace que las costas sean lugares muy dinámicos desde el punto de vista geológico y el parque natural de Corrubedo es un ejemplo de ello. Aquí las corrientes marinas paralelas a la costa han desarrollado un cordón arenoso que ha cerrado una pequeña bahía en el extremo de la Península de Barbanza, dando lugar a un conjunto de ecosistemas litorales de gran interés. Este proceso se inició hace unos 15.000 años.

En el cordón arenoso hay varias playas que se extienden a lo largo de 5 kilómetros. Son las playas de A Ladeira, O Vilar, Anguieiro y la de A Lagoa. Próximas a la playa hay un cordón de dunas móviles pero según nos alejamos de la playa hacia el interior la vegetación comienza a colonizar las dunas hasta fijarlas, que entonces se conocen como dunas grises. Entre el conjunto de dunas destacan las famosas dunas de Corrubedo, de 1,2 km de longitud y 250 m de anchura, donde están las dunas más altas de Galicia con 15-20 m de altura.

La barra de arena litoral dejó encerrado un trozo de mar, que con el tiempo se ha ido colmatando dando lugar a lagunas salobres y zonas de intermareales. Destaca la laguna del Carregal, que conecta con el mar a través de un canal intermareal. Muy distinta es la laguna de Vixán, completamente aislada del mar y en donde desemboca el riachuelo del Muiño, por lo que a diferencia de la anterior es de agua dulce.

Dentro del parque se han catalogado 250 especies de plantas, incluídas 11 especies de orquídeas, lo que es un cifra importante para este tipo de ambientes y que es posible gracias a los gradientes ecológicos de Corrubedo.

El conjunto de dunas y lagunas crean un abanico de posibilidades para las aves típicas de estos ambientes, por lo que es un lugar de interés ornitológico. Durante la invernada hay gran cantidad de anátidas y somormujos (zampullín común, azulón, ánade friso, porrón común, porrón moñudo, etc.). En la playa y en los fangos intermareales se puede ver gran diversidad de limícolas, como ostrero, chorlitejo grande, chorlitejo patinegro, chorlito dorado, correlimos común, agachadiza común, zarapito real y trinador, aguja colipinta, archibebe común y vuelvepiedras entre otros. En aguas de la bahía son frecuentes el charran patinegro, gavión, alca y ocasionalmente colimbo grande. En la zona de campiña hay bisbita arbóreo, zorzal común, buitrón, curruca cabecinegra, gorrión chillón y camachuelo común, etc. Es de los pocos lugares en Galicia en donde nidifica el chorlitejo patinegro y el alcaraván.

 

Otras especies singulares del parque natural son la nutria y Coenagrion mercuriale, una libélula en peligro de extinción en Europa.

En la Guía del parque, encontrarás 3 rutas a pie encantadoras así como la localización de miradores, dólmenes y del centro de información del parque.

¡Buen viaje!

 

También te puede interesar ...

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *